El diario de Luise Schmidt: Canarias 1904-1906

Llega a las librerías la traducción al castellano del “Diario de Luise Schmidt”, una joven muchacha que trabajó entre 1904-1906 como institutriz en el hotel Martiánez en Tenerife. Contiene muchas fotos, postales antiguas y cartas de la época. Prólogo de Elia Hernández Socas.

Un pequeño tesoro de recuerdos

“Luise Schmidt tan solo tenía veinte años cuándo en 1904 subió al vapor Lucie Woermann rumbo a Canarias, para trabajar como institutriz en ­Tenerife. Sirvió tres años y medio a la familia del hotelero alemán Christian Trenkel en ‘Puerto de Orotava’ y en La Laguna. Guardó cuidadosamente en una cajita su diario junto con ­numerosas fotos, tarjetas postales, cartas y recortes de ­prensa. Su nieto, Klaus Matzdorff, ha recopilado y ­publicado en este libro estos documentos históricos. Una relación de viaje ­auténtica e histórica sobre la vida en Tenerife a principios del siglo XX.”

Así revela el texto de contraportada del libro, que acaba de publicarse en la editorial Zech. Una curiosa e histórica publicación que entusiasmará también a los coleccionistas. El prólogo de Elia Hernández Socas, filóloga y experta en literaturas de viaje sobre Canarias (se doctoró en el tema “Las Islas Canarias en viajeras alemanas”), destaca los valores peculiares de este diario de viaje y lo ubica en su horizonte histórico-científico adecuado.

El nieto de Luise Schmidt, Klaus Matzdorff, preparó el material para la presente publicación. Años ha que había encontrado en el desván de la casa familiar la cajita en la que la abuela había guardado sus recuerdos. “En casa siempre se hablaba de Tenerife; una foto ampliada del drago de La Laguna tenía un puesto de honor en el salón.” Klaus Matzdorff, que hoy vive cerca de Colonia y aún conserva su acento sajón, empezó a mediados de los años 90 a reconstruir el árbol genealógico de la familia y recopilar un gran álbum familiar, así que incorporó también el diario de Luise, transcribió el manuscrito en letra antigua alemana a letra moderna, digitalizó todas las fotos, cartas y demás documentos – y lo distribuyó entre los familiares. Los documentos originales los volvió a guardar en la cajita, otra vez en el desván.

Tuvieron que pasar otros veinte años para que el diario de Luise Schmidt viera la luz. Verena Zech: “Gracias a mi amigo Carlos Müller de Colonia quién después de un encuentro casual con Klaus Matzdorff en Alemania hizo de contacto e intermediario.”

El diario de Luise Schmidt. Canarias 1904-1906
128 páginas (96 en blanco y negro, 32 en color), con numerosas fotos, cartas y postales antiguas
ISBN 978-84-938151-9-6
Prólogo de Elia Hernández Socas
9,80 Euro (en Canarias)